RESEÑA DE LA ACCIÓN POPULAR

EXPEDIENTE 02-022 CLAUDIA SAMPEDRO Y OTROS

EN EL TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CUNDINAMARCA

apelación 2003 y sentencia Consejo de Estado  2004

Expediente: 25000-23-25-000-2001-0022-02

 

Acción Popular radicada plantea las preguntas que nos hacemos todos los colombianos sobre un programa experimentación antinarcóticos –las fumigaciones-  que causa mucho temor pero sobre el que existe bien poca información oficial hecha pública. Busca asimismo oponerse a la posiblida de que el Gobierno de Colombia adopte la propuesta de la UNDCP de desarrollar y experimentar con controladores biológicos para la erradicación de la coca. . Expediente No. 02-022 Acción Popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca  Actor: Claudia Sampedro Torres, Héctor  Suarez y otros. Demandado: Ministerio del Medio Ambiente (y otros y el litisconsorcio necesario con el Consejo Nacional de Estupefacientes, y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) se protejan los derechos colectivos invocados como vulnerados y amenazados por la acción y la omisión de la parte demandada. La demanda se instauró el 25 de enero del 2001 con el propósito de lograr la protección de los derechos colectivos de gozar de un ambiente sano, a fin de que se tomen las determinaciones que impidan el deterioro de estos elementos con el empleo de controladores biológicos, so pretexto de erradicar cultivos ilícitos.  

Enumera, con una lista de los departamentos, corregimientos, veredas y municipios, el incremento de los cultivos de coca y amapola sometidos a  rociamiento aéreo con químicos.  

Precisa que las medidas de fumigaciones han continuado incrementándose y el Ministerio de Ambiente no ha llevado a cabo el control y seguimiento de la aplicación del glifosato de modo que se garantice la salud de las personas y la conservación del ecosistema.  Que, aunque los cultivos ilícitos afectan los frágiles ecosistemas de selvas húmedas tropicales, de bosques de niebla y de páramos, las fumigaciones aéreas con productos químicos aumentan la catástrofe ambiental sumándole la tragedia humana de los desplazados y la guerra. Señalan los demandantes que la lucha contra los cultivos ilícitos a través de fumigaciones aéreas en el pasado ha causado el desplazamiento de cultivos ilícitos a nuevas zonas del país, desencadenando el fenómeno conocido como la “triple deforestación”, se siembra se fumiga y se siembra en otra parte.   

Que los programas y proyectos de desarrollo alternativo son el método adecuado para evitar la extensión de cultivos ilícitos a zonas ecológicamente frágiles.  Precisan que la opinión pública y los espacios de participación comunitaria han legitimado y respaldan la erradicación de cultivos ilícitos pero el disenso está en la forma, y la única forma legitimada por la democracia participativa es la erradicación manual acompañada con una estrategia de desarrollo alternativo, es decir, desarrollo rural integral, desarrollo de alternativas productivas y sostenibles, reforestación, etc., que garantice una vida digna y un desarrollo sostenible al campesinado inmerso en el problema de los cultivos ilícitos.  

Por demás, solicitan se ordene al Ministerio del Medio Ambiente impedir el desarrollo o utilización de controladores biológicos para erradicar cultivos ilícitos en el territorio nacional [la imposición de, y oposición al seno de la sociedad colombiana al,  hongo Fusarium Oxysporum como medida biológica de erradicación era muy real en ese momento.] 

Los demandantes señalan que  hay suficientes opiniones, conceptos, estadísticas, informaciones y exámenes sobre la inconveniencia de la erradicación de cultivos mediante fumigación aérea o control biológico, a nivel nacional e internacional, de sectores públicos y privados. (sic) y el mismo Tribunal reconoce que la demanda está sustanciada,  es prolífica, y que “Los libros y estudios, son considerados declaraciones documentales de ciencia, ya que sus autores manifiestan lo que saben o conocen respecto de los hechos objeto del proceso. Son documentos privados emanados de terceros, revestidos de autenticidad, por existir certeza de las personas que lo elaboraron, y los cuales de conformidad con la ley 446 de 1.998, articulo 10, son considerados testimonios, y son apreciados, sin necesidad de ratificación. Resalta los testimonios de Rapalmira y Rodrigo Velaidez  y otros.   

En lo que se refiere a medidas de control biológico, Minambiente afirma que, el Ministerio mediante comunicado a la UNDCP, rechazó categóricamente el uso del hongo Fusarium Oxysporum propuesto por la UNDCP  en su proyecto “Experimental testing and further development of an environmentally safe biological control agent for coca erradication”. Que en la Sierra Nevada de Santa Marta no se ha fumigado con Paraquat desde hace veinte años, y que cuando se tomó la decisión de la fumigación el Ministerio [MAM creado por la Ley 99 de 1993] y aúno no había sido creado, y que no se tiene referencia de esa autorización y de qué autoridades emitieron el concepto. Que el Ministerio,  con el propósito de conocer el potencial económico de la biodiversidad para encontrar opciones productivas legales y sostenibles a las poblaciones vinculadas a los cultivos ilícitos, e investigar alternativas de erradicación que aminoren los riesgos para la salud humana y el equilibrio ecológico, solicitó a los Institutos Sinchi y Alexander Von Humbolt, la elaboración de una propuesta con el doble componente que se denominó “Formas alternativas integrales y productivas de protección de la biodiversidad en las zonas afectadas por los cultivos de coca y su erradicación”. 

Como quiera que sea, denuncian los demandantes que las entidades a quienes la normatividad obliga no han demostrado científicamente la no afectación de los recursos naturales y de los ecosistemas por la utilización del glifosato. Que para dichas entidades el glifosato no constituye presunción de daño, pues éste no fue demostrado, ni desvirtuado no sólo en su integridad, sino comparativamente endilgado en la proporción dañina de manera exclusiva a los cultivos ilícitos Que para el Ministerio la actividad de fumigación debía adelantarse con un plan de manejo que el mismo exigió pero que no estaba presentado por los ejecutores de la política antidrogas. En el proceso lo que si está probado es la potencialidad del daño y la renuencia institucional para ejecutar los estudios previos que permitan su aplicación, y estudios posteriores que permitan la evaluación del daño. 

El Ministerio propuso la excepción de falta de integración del litisconsorcio necesario, por considerar que la entidad encargada de tomar la decisión de fumigar los cultivos ilícitos en Colombia es el Consejo Nacional de Estupefacientes conformado por los Ministerios de Defensa Nacional, Educación, Salud, Relaciones Exteriores y otros. Que también debe vincularse al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), a la Presidencia de la República en atención a que maneja el PLANTE, y a los particulares responsables de la siembra de los cultivos ilícitos que serían los principales actores de los daños al medio ambiente y a los recursos naturales renovables.  

En relación con la petición de integración del litisconsorcio necesario con los particulares responsables de la siembra de cultivos ilícitos como actores de los daños al medio ambiente y a los recursos naturales renovables tenemos que el articulo 75 Numeral 2° del C.P.C. exige que en la demanda se determine claramente el nombre, edad, y el domicilio del demandado, por ello al no aportar el Ministerio del Medio Ambiente los nombres y domicilios de los particulares que él considera deberán ser llamados como demandados en este proceso, no es dable legalmente su vinculación, por no cumplir su llamado con los requisitos antes mencionados. 

La Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), entidad que coordina el mecanismo para la erradicación de cultivos ilícitos implementado por la Policía Antinarcóticos, afirma que ha efectuado diagnósticos generales de las zonas y agendas de tratamiento de emergencia que de los estudios se tomó la decisión de recomendar el procedimiento sistemático y científico con glifosato, habiendo sido consideradas las variables ambientales y de riesgo toxicológico.  

Resalta la DNE la multilateralidad internacional y parte integral de la medida de fumigaciones como participación de Colombia en la lucha internacional contra la droga.  Afirma que el Estado Colombiano viene utilizando el método de aspersión aérea, como mecanismo de alta eficiencia y rendimiento para la eliminación de los cultivos ilícitos desde 1.984. Se ejecutan campañas de información técnica y científica acerca de la labores de erradicación, aclaraciones sobre las incorrectas aseveraciones en el uso de herbicidas diferentes al glifosato, verificación y evaluación de los cultivos ilícitamente asperjados, mediante el proceso denominado Protocolo de Verificación, proceso de verificación y evaluación de quejas, evaluación ambiental cualitativa y periódica.  

Afirma la DNE que, en 1.994, se estableció un convenio de cooperación científica y técnica entre la D.N.E y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, y la oficina de Programación NAS de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, a fin de realizar ensayos de control, estimación e impacto ambiental de los cultivos ilícitos de coca, surgiendo un informe presentado a la D.N.E, en el cual se establece que de acuerdo a estudios de impacto sanitario y ecológico, la aspersión aérea con glifosato realizada con sujeción a los parámetros técnicos, no representa peligro para la salud humana, ni para el medio ambiente.   

Que la propiedad es una función social que implica obligaciones. Como tal, le es inherente una función ecológica. La propiedad es un derecho económico y social a la vez, de tal suerte que para que pueda obtener la protección por parte de la justicia y del Estado requiere que la misma esté destinada al ejercicio de actividades lícitas y ecológicamente benéficas para la comunidad, circunstancia que no ocurre en el caso que nos ocupa por cuanto los predios que son asperjados son utilizados para el cultivo de plantaciones ilícitas, y segundo porque la siembra de dichos cultivos es la causa eficiente del daño ecológico producido en las diferentes regiones del país.

Dice la DNE quem de otra parte, la Ley 99/1993, Decreto 1843/1991 y Resolución 3079/1995 del Ministerio del Medio Ambiente, corresponde a los Ministerios de Salud, Agricultura y Desarrollo Rural, en coordinación con el CNE, establecer los mecanismos para vigilar y controlar los riesgos derivados del uso y manipulación de plaguicidas, de donde se evidencia claramente que las acciones que los actores cuestionan son el producto de una actividad eminentemente reglada.  

Que el ICA, tiene como misión la protección agropecuaria del país, y a través de la división de insumos agrícolas asesora a las entidades competentes desde el punto de vista agronómico, en la aplicación de técnicas tendientes a minimizar los efectos de orden fitosanitario que se puedan acarrear por las malas aplicaciones con el glifosato, herbicida escogida por la DNE para la erradicación de coca y amapola en aplicación a la Resolución 005 del 11 de agosto de 2000 del Consejo Nacional de Estupefacientes.  

Coadyuvaron a la parte demandada Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional, como ejecutor del proyecto, quien manifestó: “ El coadyuvante COSMO IN no está siendo aplicado en las aspersiones, que actualmente se está utilizando el COSMO – FLUX que es una mezcla de aceite mineral y surfactantes especializados no- iónicos con agentes de acoplamiento, Teniendo en cuenta la superficie cerosa de las hojas de las plantas que no permiten la penetración de sales o de compuestos polares hidrosolubles como el glifosato, pero esta limitación puede ser superada por los surfactantes no detergentes como el POEA o Cosmo Flux, los cuales interactúan con las dos fases, alteran las células de la cutícula foliar y ensanchan canales hidrofilitos , facilitando la entrada del glifosato. Se afirma que el uso del Cosmo Flux cuadruplica la acción del glifosato en la planta.   

En su defensa, propone la DNE  las excepciones de indebida interpretación y aplicación del régimen legal que regula la política de erradicación de cultivos ilícitos a través de la fumigación, supremacía del interés general sobre el particular y función social y ecológica de la propiedad, defensa del estado y del interés nacional. prevalencia del interés nacional sobre la supuesta e inexistente amenaza al equilibrio ecológico, y cumplimiento de los deberes constitucionales y legales por parte de la dirección nacional de estupefacientes.  

Para el Tribunal, estas excepciones no constituyen hechos que se opongan al nacimiento de los derechos invocados por los demandantes y /o coadyuvantes, (derecho al medio ambiente sano, existencia de un equilibrio ecológico, manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución, seguridad y salubridad pública etc), ni producen su extinción, en consecuencia, serán desestimadas. Aduce que la actividad de fumigación de los cultivos ilícitos con glifosato y/o otros químicos por parte de la D.N.E, está sometida al régimen de transición a que hace referencia el inciso 3° del artículo 38 del Decreto 1753 de 1994, A lo que la Sala responde que éste no obsta para que los  proyectos, obras o actividades cumplan la normatividad ambiental vigente, excluido el requisito de obtener licencia ambiental, pudiendo el Ministerio del Medio Ambiente tal como lo hizo (auto 558de 1.996) exigir la presentación de Planes de Manejo, recuperación o restauración ambiental.   

En el proceso se destaca que: 

Desde el año de 1.984, se recomendó por parte del comité de expertos, la puesta en práctica de un programa de tóxico – vigilancia, exigencia que fue reiterada en los años 1992 y 1994, por parte el Ministerio de Salud, quien señaló la importancia de contar con dicho plan, que se dirigiría a prevenir y reducir los efectos nocivos del glifosato en la salud humana y en el medio ambiente. Plan que aún no sido puesto en marcha por parte de las entidades encargadas de la coordinación y/o ejecución del programa de erradicación de drogas ilícitas en el país, violándose las disposiciones contenidas en los capítulos XIV, XV, Y XVI del Decreto 1843 de 1.991.  El Consejo Nacional de Estupefacientes para tomar la decisión del uso del glifosato por aspersión aérea desconoce las conclusiones del Comité de Expertos conformados por médicos especialistas en toxicología, epidemiología, pediatras, sanidad ambiental, farmacología, medicina interna, neurología, microbiología, química farmacéutica, ingenieros agrónomos, etc.   

Igualmente el Consejo Nacional de Estupefacientes al autorizar el glifosato como herbicida para la fumigación aérea a los cultivos ilícitos desconoce el estudio técnico realizado por Ecoforest Ltda.(Consultora de Inderena), donde se señala como desventaja la utilización de aeronaves de alas fijas para la fumigación por aspersión, pues por efecto de la deriva se termina por fumigar áreas no deseables, causando considerable daño a las aéreas anteriores y posteriores a la banda de tratamiento y existiendo mayor peligro de afectación para humanos y formas vivientes de la fauna y la flora y fauna silvestre. 

Que el Ministerio de Salud manifiesta “que no ha realizado estudios experimentales en el país que señalen el impacto del glifosato por aspersión aérea en la salud humana.”  Y no dio concepto favorable sobre la aspersión aérea de cultivos ilícitos con glifosato, de conformidad con lo ordenado por la Ley 30 de1986.  

En su declaración de fecha septiembre 12/2001, la Ministra de Salud, Sara Ordoñez, manifiesta que “El Ministerio de Salud no ha realizado estudios experimentales en el país que señalen el impacto del Glifosato por aspersión aérea en la salud humana” “El Ministerio de salud no tiene programas específicos relacionados con cultivos ilícitos en el desarrollo del Plan Colombia, no obstante, como se anotó anteriormente se encuentra en desarrollo una propuesta de vigilancia de los riesgos y efectos para la salud humana del uso de plaguicidas dentro del sistema de vigilancia en salud pública SIVIGILA. De igual manera se ha participado en las reuniones de trabajo realizadas por la Dirección Nacional de Estupefacientes para definir los mecanismos y conformación de la auditoria pre y pos aplicación de glifosato”. (Fls. 1074-78)  . 

El Ministerio de salud no tiene programas específicos relacionados con el Plan de Salud de Vigilancia Epidemiológica en relación con la erradicación de los cultivos ilícitos con glifosato, pero no obstante, según ese Ministerio se encuentra en desarrollo una propuesta de vigilancia de los riesgos y efectos para la salud humana del uso de plaguicidas dentro del sistema de vigilancia en salud pública SIVIGILA., violando lo estipulado en el Decreto 1843 de 1.991, articulo 188. En respuesta de fecha abril 29 de 2002 el INS manifiesta: “El Instituto Nacional de Salud, no ha llevado a cabo estudios relacionados con el impacto del glifosato en la vida, salud humana y medio ambiente, debido a que no posee la infraestructura tecnológica ni los recursos indispensables para realizar dichos estudios.  

Desde 1983 el ICA ha venido prestando su concurso técnico cuando es consultado en programas de erradicación de cultivos ilícitos por la Policía Nacional. Que el ICA no ha efectuado estudios de toxicidad por no ser de su competencia este tipo de análisis, de igual forma no han realizado estudios epidemiológicos ni de tipos zoosanitario y ni fitosanitario, pues la parte ambiental le corresponde al Ministerio del Medio Ambiente y la Parte humana al Ministerio de Salud. El ICA ha aprobado las diferentes formulaciones de glifosato sometidas asu consideración, pero para agricultura. En el rotulado aprobado por el ICA para el glifosato y herbicidas existe una recomendación agronómica, en la cual se alerta que al aplicarlo se debe evitar asperjar sobre especies no objetivo de control,  Una sustancia inadecuadamente aplicada puede alterar el ecosistema específicamente refiriéndonos a un herbicida, pues elimina algunas plantas que sirven de elemento de vida para especies tanto vegetales como animales.  

El gobierno nacional ha omitido la contratación de una auditoría técnica, ordenada por la Resolución N° 005 de 2000, del Consejo Nacional de Estupefacientes, con carácter independiente, externa y autónoma de los órganos decisorios, ejecutores y operadores del programa cuyo objeto sea, entre otros, garantizar el respeto y cumplimiento de las normas de seguridad, protección de la salud y del ambiente de los colombianos.  

El Plan de Manejo Ambiental impuesto a la Dirección Nacional de Estupefacientes por parte del Ministerio del Medio Ambiente es deficiente en los siguientes aspectos: No se da cumplimiento al auto 558ª/96 capitulo 7°, relacionado con los programas para controlar los impactos sobre salud humana; y no da el énfasis requerido al Programa de Gestión Social en lo relacionado con la inclusión de la atención en salud a la población en los zonas fumigadas. 

La Clínica URIBE CUALLA S.A., Centro de Asesoramiento Toxicológico. CAT, en estudios efectuados en los municipios mencionados a 500 personas, por encargo mediante contratación de la Oficina de Asuntos Narcóticos NAS, de la Embajada de los Estados Unidos, concluyó: Las personas estudiadas estuvieron directa o indirectamente expuestas al glifosato por aspersión aérea en algún momento entre Diciembre de 2000 y Febrero de 2001, es decir tres meses, aunque en diferentes grados.. En su declaración, Camilo Uribe Granja,  En las conclusiones de los estudios realizados por nosotros en los Dpto. de Nariño y Putumayo, se incluye la necesidad de montar por parte de las autoridades sanitarias respectivas lo que se conoce como un sistema de vigilancia epidemiológica intensificada para plaguicidas en general, y no solo para glifosato en aspersión aérea, sistema que incluye la evaluación permanente de efectos tóxicos sobre los seres humanos ya sean agudos, subagudos, tardío o crónicos. Para el caso específico de aspersión con glifosato, una de las recomendaciones de nuestros estudios es la realización de investigaciones que incluyan la evaluación sobre la salud pre y post aspersión, ya que los estudios realizados fueron de tipo retrospectivo, se hace necesario para medir impactos sobre la salud la evaluación del estado de salud antes de una aspersión y la evaluación posterior a la aspersión tanto médica como analítica. Por lo tanto para poder determinar toxicidad tardía o toxicidad crónica inducida por plaguicidas se requiere la realización de un estudio prospectivo (a futuro) complejo que permita en lo posible individualizar efectos tóxicos de la gran cantidad de sustancias empleadas en el mantenimiento de cultivos ilícitos e insumos químicos empleados en el procesamiento de los mismos. 

Obran en el expediente muchas quejas presentadas por la comunidad ante las Personerías Municipales, Inspecciones de Policía, Defensoría del Pueblo, y Direcciones de Salud de los diferentes departamentos, contra la fumigación con glifosato, por violación a los derechos a la vida y a la salud. Se destacan algunas relacionadas con muertes de niños y niños nacidos con malformaciones. Según la Dirección de la Policía de Antinarcóticos (Ejecutora del Proyecto de Fumigación aérea con glifosato sobre los cultivos ilícitos), el glifosato utilizado en Colombia (Junio 2001) está compuesto de: Glifosato (Roundp Ultra) + POEA + Cosmo Flux (mezcla de aceite mineral y surfactantes especializados no-iónicos, agente de acoplamiento (fl.461 a 464).  

          LA DEMANDA SE APOYA EN LOS SIGUIENTES DOCUMENTOS Y TESTIMONIOS:

Documentos:

1.   Concepto toxicológico del Cosmo Flux 411 emitido por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) 

2.  Documento “Evaluación de la seguridad y el riesgo para humanos del herbicida RoundUp y su ingrediente activo, Glifosato

 

3.  Declaración por certificación de la Ministra de Salud .: En su declaración la doctora Sara Ordoñez manifiesta: ““ El Ministerio de Salud no ha realizado estudios experimentales en el país que señalen el impacto del Glifosato por aspersión aérea en la salud humana” [Septiembre 12/2001]

 

4.  Documento - llamado urgente de MAELA (Movimiento Agro Ecológico de América Latina y el Caribe) contra la agresión a los derechos de los agricultores y a la soberanía alimentaria a través de fumigaciones aéreas de herbicidas sobre el territorio colombiano [Buga julio 5 de 2001]

 

5.   Seminario –taller “Medio ambiente, cultivos ilícitos y desarrollo alternativo: herramientas para la evaluación y la toma de decisiones” el 1° 2 de junio de 2002

 

6.  Declaración del Doctor Camilo Uribe Granja - documento - estudio retrospectivo acerca de los posibles efectos sobre la salud humana por exposición a glifosato en la aspersión aérea del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos y /o por exposición a otros plaguicidas empleados en el desarrollo del cultivo de la coca en el Departamento del Putumayo en los Municipios de Orito, La Hormiga y San Miguel.

 

7.   Elsa Nivia: Efectos sobre la salud y el ambiente de herbicidas que contienen glifosato [agosto 2001]

 

8.  Se solicita al Director Ejecutivo de Rapalmira “... remita al proceso los siguientes documentos...”, me permito anexarle los tres (3) documentos solicitados:

 

a.     “Control biológico vs. dispersión de plagas en cultivos ilícitos en Colombia”. Elsa Nivia. Rapalmira, Red de Acción en Plaguicidas y Alternativas – América Latina (PAN-Colombia: Pesticides Action Network) Santiago de Cali, agosto de 2000.

 

b.     “Llamado urgente de pan contra la guerra biológica a los cultivos ilícitos que amenaza la biodiversidad”. Pesticides  Action Network. V Conferencia Internacional de PAN. Dakar, Senegal, mayo 18-21 de 2000.

c.      “Declaración de Dakar”. Pesticides Action Network. V Conferencia Internacional de PAN. Dakar, Senegal, mayo 18-21 de 2000.

 

9.  Documentación de Raplamira en Acción Popular Claudia Sampedro et al. Expediente 2001-022-02 contra el Ministerio de Medio Ambiente y otros para impedir el deterioro de los recursos naturales como consecuencia de la erradicación de cultivos ilícitos [11 de agosto 2001]_

 

10. Documento - Las fumigaciones aéreas sobre cultivos ilícitos sí son peligrosas – Algunas aproximaciones, – Rapalmira /Elsa Nivia

 

11. Documento -“ Efectos sobre la salud y el ambiente de herbicidas que contienen glifosato Rapalmira, manifiesta en este documento que dosis subletales de glifosato arrastradas por el viento (deriva) dañan flores silvestres y pueden afectar algunas especies a más de 20 metros del sitio asperjado Que en los pueblos de Albania (Caquetá) y macizo Colombiano en el Cauca, el rozamiento con Glifosato ha deshecho los éxitos de los pequeños granjeros que trabajaban para establecer ecología y economías alternativas viables al cultivo de drogas. Ellos han diseñado jardines de cosechas integradas, de especies nativas con cobertura de árboles y cultivo de peces a menor escala, han sido víctimas del rozamiento indiscriminado, el herbicida está matando los retoños en sus viveros, las cosechas en sus campos, contaminando el agua. [agosto 2001]

 

12. Documentos de Rapalmira: “Protección a los animales “El glifosato es toxico a algunos organismos benéficos como avispas parasitoides y otros artrópodos predadores, artrópodos del suelo importantes en su aireación y en la formación de humos; y algunos insectos acuáticos...”  

 

13.  Documento “Evaluación de la seguridad y el riesgo para humanos del herbicida RoundUp y su ingrediente activo, glifosato”

 

14.  Documento -ficha de datos de seguridad de Merck, del compuesto químico 1.4 dioxano. “el glifosato es un herbicida sistémico que actúa en post-emergencia, no selectivo, .... además está contaminado con 1-4 dioxano, …”

 

15. Memorias del Foro Cultivos Ilícitos en Colombia, Universidad de los Andes 17-18 de agosto 2000  /Entre otros– Magdalena Tavera “cultivos ilícitos, erradicación e impacto ambiental”. Foro sobre cultivos ilícitos universidad de los andes (tomo 23)

 

16.  Conversaciones de Paz: Cultivos ilícitos, narcotráfico y agenda de paz  Mandato Ciudadano por la paz :  Ed. Indepaz –junio de 2000

 

17.  ACTUACIÓN DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO:

 

a.     Resolución Defensorial No. 4 de febrero 12 de 2001 Mediante esta resolución la Defensoria del Pueblo, recomienda al Consejo Nacional de Estupefacientes, se ordene la suspensión inmediata de las fumigaciones de cultivos ilícitos en el Departamento del Putumayo y en cualquier lugar del país hasta tanto la DNE y la Policía Antinarcóticos cuenten con la información georeferenciada de todos los proyectos financiados por el Plante u otras instituciones nacionales e internacionales…

 

b.     Resolución Defensorial N° 026 de 2002. No obstante lo anterior, en la parte motiva de la Resolución Defensorial No. 026 de 2002 ésta afirma: “3.9. aplicación del programa de erradicación de cultivos ilícitos con Glifosato- PECIG- 3.9.1. Las fumigaciones continúan realizándose desconociéndose normas del orden jurídico Colombiano. Como está institución ya lo ha manifestado, la manera como se ha venido ejecutando la estrategia de erradicación aérea con químicos de los cultivos de uso ilícito, desconoce la normatividad nacional que pretende asegurar la salud y la salubridad pública, y la protección y conservación del medio ambiente. En este sentido es preocupante que se desconozcan las normas referentes a la prevención, control y vigilancia de los factores de riesgo para la salud y que a la fecha, aún no se haya puesto en práctica un plan de salud, de vigilancia epidemiológica dirigido a prevenir y reducir los efectos nocivos de las fumigaciones.

 

c.      Documento de la Defensoría - “Los cultivos ilícitos”

 

d.     Que a través del documento “Los Cultivos Ilícitos Política Mundial y Realidad en Colombia”, la Defensoría del Pueblo recomienda a las autoridades nacionales competentes prevenir el ingreso al país y uso del fusarium Oxysporum variedad Erythroxylum, debido a su peligrosidad para la salud y la vida. 

 

e.     Defensoría del Pueblo documento – “Efectos del glifosato sobre los alimentos”.

 

18.  Ministerio de Salud documento “Información sobre glifosato uso y toxicología ” boletín 1 de febrero de 1.992, se afirma: “tampoco se debe desconocer que estos productos no son inocuos para la salud humana”, puesto que, han sido diseñados con fines letales sobre organismos vivos (Insectos, malezas etc), por ello requieren de condiciones de manejo específicas y controladas. Su uso inadecuado e indiscriminado, representa un riesgo real y permanente para la población y para el medio ambiente. “

 

19.  Documento - Registro de anormalidades congénitas en áreas de influencia de la  Sierra Nevada Hospital Central (1992-1996) [1998]

 

20. Documento -archivo electrónico del departamento de biología- Universidad del Tolima “existen estudios realizados en Canadá y Suiza que indican que hay residuos de glifosato hasta un año después que se suspenden estas fumigaciones...” (tomo 38).

 

21.  Estudio técnico realizado por ECOFOREST Ltda.(Consultora de INDERENA), donde se señala como desventaja la utilización de aeronaves de alas fijas para la fumigación por aspersión, pues por efecto de la deriva se termina por fumigar áreas no deseables, causando considerable daño a las aéreas anteriores y posteriores a la banda de tratamiento y existiendo mayor peligro de afectación para humanos y formas vivientes de la fauna y la flora silvestre.  

        

          TESTIMONIOS: Pruebas de mayor relevancia procesal en relación con el derecho al medio ambiente sano:

 

Declaración de Tomas Leon Sicard. Agrólogo, con maestría en ciencias ambientales, y actualmente realiza doctorado en tecnología agroambiental, profesor de la Universidad Nacional de Colombia. “Todos los agroquímicos sin excepción por su misma naturaleza, por su misma función de ser letales para ser efectivos, todos generan impactos en el agua, flora, y fauna y en el componente social. Son venenos.” (Fls 662-675) . (agosto 14 de 2001)

1.      Ponencia por Rodrigo Velaidez ( Ingeniero Agrónomo -Investigador del CIFISAM “ Impacto de los Cultivos Ilícitos y las fumigaciones áreas con glifosato sobre el medio Ambiente”) que sostiene: La forma de aplicación, el aumento de las dosis, como el número de pasadas y la formulación de adherentes fuertes, ha causado daños ambientales que se reflejan los siguientes efectos: Efectos sobre las plantaciones de coca, efectos sobre cultivos como caucho y cacao, y de pancoger, interrumpiendo el ciclo de producción de cada uno de ellos. Efectos sobre animales como ganados, estos han sido afectados por aplicaciones directas de forma equivocada o por efectos secundarios derivados de la evapotranspiración del agua que traslada partículas del herbicidas a otros sitios. Igualmente se pudieron verificar muerte de aves por haber sido alcanzadas por la aspersión, pero fundamentalmente por tomar agua contaminada de los recipientes. En cuanto a efecto sobre peces se comprobaron muertes a causa de contaminación directa después de haber sido alcanzados por la aspersión, y en forma directa, por el lavado que hacen las lluvias de las zonas aledañas que fueron fumigadas con glifosato, depositándose en los estanques de los peces. Efecto sobre suelos y agua. Con la fumigación área de glifosato aumenta la concentración e herbicidas en el suelo, acrecentando los niveles de toxicidad y disminuyendo la eficiencia de la filtración de agua.

2.     Declaración de Jairo Ernesto Pérez Ingeniero forestal, se desempeña como auditor ambiental del programa de erradicación de cultivos ilícitos en el país, y su función es realizar el seguimiento y monitoreo de las aplicaciones aéreas con glifosato que lleva a cabo la Policía Nacional Antinarcóticos para erradicación de cultivos ilícitos. . (agosto 21 de 2001 fl. 288)

3.     Declaración de María Elena Arroyave. Médica de la Universidad del Cauca, con maestría en toxicología de la Universidad Surrey de Inglaterra, maestría en epidemiología y bioestadística de la Universidad de Mcgill de Canadá. Fue miembro del comité de expertos en herbicidas conformado por el Gobierno Nacional en 1.984.Actualmente labora en el Instituto Nacional de Salud como subdirectora de investigación y desarrollo. Maria Helena Arroyave Atendiendo las opiniones antes expuestas, la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato especialmente en zonas altas y de páramos, puede vulnerar los derechos colectivos citados por los demandantes y coadyuvantes (derecho a gozar de un ambiente sano, la existencia del equilibrio ecológico y manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales para garantizar el desarrollo sostenible, la seguridad y salubridad pública, y la prohibición de la fabricación, importación, posesión, uso de armas químicas y biológicas), Señala los efectos “Como resultado de contacto directo por el uso en aspersión, exposición en roció un efecto irritatativo de piel, ojos, que eso si estaba escrito desde 1.970. Por la ingestión oral descrito en casos de intoxicación aguda irritación de tracto digestivo, acompañado de diarreas, efectos a nivel de hígado y también en pulmones y riñones. Por la exposición crónica y en términos de cronicidad tendríamos que pensar en exposición de varios años y para el caso del glifosato cáncer, y para el cáncer en humanos se requiere 20 o 30 años para que se van los efectos.”  A la pregunta, “Sírvase decir, teniendo en cuenta la respuesta anterior si el riesgo de daño grave a la vida y a la salud de los colombianos es de carácter irreversible. CONTESTO. Sí. Es irreversible. PREGUNTADO. Sírvase explicarnos el por qué. CONTESTO. Daño a la salud de tipo cáncer”. (agosto 27 de 2001  fl.334). 

4.   Testimonio de Carlos Augusto Villamizar Quesada. (agosto 22 de 2001 fl. 315).  Ingeniero agrónomo, se desempeñó como Jefe de la División de Insumos Agrícolas del ICA desde octubre de 1996 hasta agosto de 2001.

5.    Testimonio de Luis Eduardo  Parra (consultor ambiental ) “El Glifosato tiene un bajo porcentaje de evaporación me refiero a la evaporación en la mezcla ya que las gotas de aspersión al recorrer una distancia puede sufrir perdida por fricción en la atmósfera o por deriva (viento), y lo que hace esa sustancia es proteger la molécula o la formulación comercial del Glifosato hasta que el cultivo ilícito llegue con la menor perdida posible y pueda con una dosis controlar a los cultivos ilícitos. La función del coadyuvante es dar peso para evitar daños fura del blanco, para garantizar que la gota caiga en el blanco, en el cultivo ilícito”  Aporta un plan de manejo ambiental para erradicación de cultivos ilícitos capítulo VII identificación y evaluación de impactos ambientales literal A.  .

6.     Testimonio de Jairo Ernesto Pérez Ruiz “Protección a los páramos “ Los páramos y los subparamos son importantes por su cobertura forestal y vegetal ya que estas coberturas permiten captar la humedad del ambiente y permiten desarrollar el efecto de esponja para proveer y regular los cursos de agua en las zonas dependientes. Por eso es importante que estas zonas se preserven ya después de talado el bosque la función reguladora se pierde generándose graves procesos de erosión y sedimentación de cursos de agua...” De acuerdo a mi experiencia y evaluaciones de campo las zonas que fueron asperjadas y abandonas, en donde ceso toda actividad antrópica (del hombre), se recuperan satisfactoriamente y se pueden poner de ejemplo las áreas de Cha l, Río Blanco y Planadas donde se ha desarrollado el programa de erradicación de cultivos ilícitos de amapola”.

 

 QUEJAS DE LA COMUNIDAD 

Entre las de mayor envergadura aportadas a este proceso tenemos: Muerte de niños: YURY ALEJANDRA LINARES VARGAS- octubre 14 de 2001, de dos meses de edad, Vereda Alto Cachama- municipio El Retorno, Gaviare; HYESS ALBERTO GUERRA REYES, muere el 20 de Enero de 2000, de 3 años de edad, en Puerto Guzmán Putumayo; DIOMEDES NIAZA VILLA, de 11 meses de edad, Vereda La Argelia municipio del Valle de Guamez, el 23 de noviembre de 2001; EDWIN JAVIER DAZA FERMNANDEZ, 16 de Noviembre de 2001 de 11 meses de edad, en el Hospital Sagrado Corazón de la Hormiga.  

Niños nacidos con malformaciones: Mediante oficios GR/1032 de octubre 30/2000, del gerentes de la Empresa Solidaria de Salud de Caquetá, al Director del Instituto Departamental de Salud, y el N° 66 de noviembre 29 del mismo año del Director del Centro de Salud de Albania, al mismo Director, en donde informan de varios casos de nacimiento de niños con malformaciones congénitas, sin poder determinar causas específicas, pero que podría ser de interés si se tiene en cuenta los tóxicos utilizados en las fumigaciones que han causado malformaciones en niños en otros lugares. Las malformaciones de este tipo son: GASTROSQUISIS (2 casos), POLIDACTILIA (2 casos), ANO IMPERFORADO ( 1 caso), y AGENESIA DE MIEMBROS INFERIORES. Muerte de adultos: IVAN MEDINA CLAROS, en Florencia. Caquetá en marzo de 1.999. (tomo 68).  

 

Argumentos para mantener la estrategia de fumigación de cultivos ilícitos por aspersión aérea en Colombia  :

Documento de Septiembre 27 de 2001, de la Policía Nacional en el que  se afirma que:

 El glifosato y demás sustancias utilizadas en la fumigación aérea contra cultivos ilícitos, cuenta con los permisos y autorizaciones pertinentes para su uso expedido por las autoridades competentes, tales como el ICA, que concedió el registro de venta N° 2475 del 10-11-94 con vigencia indefinida .. 

Se esgrimen básicamente argumentos de consumo para atacarse al cultivo  “Los cultivos ilícitos traen consigo consecuencias económicas, sociales y culturales que lo único que ocasiona es la degradación de la sociedad de la degradación de la dignidad humana ocasionada por el consumo de estupefacientes. [….] Con el incremento de los cultivos ilícitos han aparecido consecuencias culturales como la desaparición de cultivos de autoconsumo entre otros, que eran característicos de las comunidades campesinas e indígenas, presentándose un fenómeno verdaderamente preocupante como es la importación de alimento a lugares urbanos próximos.  

“En el evento de suspender la fumigación de cultivos ilícitos, las consecuencias serían nefastas pues aumentarían los problemas sociales, económicos y culturales con el agravante de que el apoyo de otros países hacia Colombia tendría un notable deterioro. Se incrementaría los desplazamientos forzados, se destruirían bastas aéreas de bosques primarios y andinos, por la continuidad sin control de los cultivos ilícitos. Los efectos por muerte y destrucción de familias serían incalculables. (Tomo 82). ,   

Se cita la La Convencción de drogas de Viena de 1988, ratificada por medio de la Ley 67 de 1993, en [N.E.: mas no las reservas de, Colombia frente a la Convención de Vienna de 1988]  

 

El Tribunal concluye que el uso del glifosato como herbicida de amplio espectro y no selectivo, para erradicar los cultivos ilícitos, y sus surfactantes y coadyuvantes ( Poea, más Cosmo Flux ), utilizado vía aérea ( por efecto de la deriva ), contamina el ambiente: causa graves problemas en animales, contamina el suelo, el aire, las fuentes de agua, alimentos y destruye los cultivos de pancoger, animales de cría y peces, los cuales constituyen la base de la sobrevivencia de las comunidades que habitan en las zonas asperjadas y atenta contra la biodiversidad de flora y fauna únicas en el mundo. Que La biodiversidad es un recurso insustituible, es decir, su pérdida es irreversible en cualquier escala de tiempo. Situación muy diferente a la que se presenta con la revegetación natural.   

-La Sala acoge el criterio expuesto por la Defensoría del Pueblo, la Contraloría General de la República y Rapalmira: Si bien las fumigaciones aéreas constituyen un grave riesgo para la salud humana, animal y para el ambiente en general, es necesario que se suspendan, en aplicación al principio de Precaución, pero ello no significa para el Estado, dejar de actuar sobre el problema, lo que se pide es que se cumpla la constitución, la ley, el Plan de Manejo Ambiental impuesto, y todos los actos administrativos expedidos por las diferentes autoridades competentes, en relación con la política ambiental del país, significando por ello en estos momentos, un cambio de estrategias, determinándose previamente las consecuencias del Glifosato, mas Poea, más Cosmo Flux en la salud - vida de los habitantes de Colombia, y del medio ambiente en general, pudiéndose reforzar hasta tanto haya certeza científica de los impactos de los químicos mencionados, las soluciones sociales concertadas, y sostenibles como las del PLANTE, que conduzcan a la reducción manual y gradual, pero eficaz, de las siembras de cultivos ilícitos, incluyendo políticas que acaben con la rentabilidad de esos cultivos.  

La sala no desconoce el fallo proferido por el Tribunal Contencioso Administrativo de Nariño, confirmado por el H. Consejo de Estado en sentencia de Octubre 10 de 2002, con ponencia del H. Magistrado Alejandro Ordóñez Maldonado, relacionado con las pretensiones suspensión de las fumigaciones para evitar perjuicios mayores a los moradores de la zona, y se siga la erradicación de cultivos de forma manual; pero resulta que en ese proceso :NO se invocó la protección a la salubridad colombiana, y en consecuencia no fue objeto de este tipo de pruebas, relacionadas con este derecho fundamental ( inalienable )y colectivo del hombre, y cuya primacía reconoce nuestra constitución (art 5°). En un Estado Social de Derecho como Colombia el derecho a la Salubridad inherente a la existencia digna de los colombianos, es el principal de sus fundamentos. No se hizo análisis relacionado con la composición química del glifosato más, POEA, más Cosmo flux., (tóxicos), prueba de carácter determinante para la prosperidad de las pretensiones. Según la impugnación de la sentencia de primera instancia, no existían pruebas, que soporten los argumentos de la demanda, caso muy diferente al proceso que hoy se falla.   

Analiza el tribunal que, según los estudiosos del principio (de precaución) ambiental, no hay que esperar que los daños ocurran, o que las autoridades (jueces, funcionarios del sector ambiental, alcaldes) exijan que se les pruebe científica y técnicamente un daño para imponer una medida precautelativa o iniciar una acción preventiva. El espíritu de este principio de prevención o precaución exige actuar antes que el daño ocurra, tomar todas las medidas posibles, ante la más mínima evidencia de un daño a la salud, al ambiente o a la vida de las personas o de los seres vivos que se tiene la misión institucional y ética de proteger. Este principio llamado de cautela por Comunidad Europea busca la protección de la salud todos los seres vivientes y proporciona una base para la acción cuando la ciencia no está en condiciones de dar inmediatamente una respuesta clara y debe mantenerse mientras los datos científicos sigan siendo incompletos, imprecisos o no concluyentes, y se considere que existe un riesgo demasiado elevado para la comunidad. Este fundamento de la obligación que la legislación ambiental ha impuesto a las personas de presentar una declaración de efecto o de impacto ambiental o plan de manejo ambiental sustentado en la realización de los correspondientes estudios técnicos, acerca de cuáles son las consecuencias que en el ambiente o en los recursos naturales va a producir el desarrollo o ejecución de una determinada obra o actividad.  

La Sala considera necesario dar aplicación al Principio de Precaución, al cual se hace referencia en esta sentencia, y ordenará al Ministerio de la Seguridad Social, para que en concordancia con el Instituto Nacional de Salud y la Universidad Nacional, efectúen los estudios COHORTE, tipo prospectivo y retrospectivo que incluya grupo expuesto a Glifosato, más Poea, más Cosmo Flux, y un grupo control ( no expuesto ) en el tiempo, a fin de determinar el impacto de los químicos antes mencionados en la salud-vida de los colombianos, e igualmente mirar registros de morbilidad y mortalidad. Los estudios se efectuaran en las zonas asperjadas, especialmente en la zona de influencia de la Sierra Nevada de Santa Marta, y en los siguientes Departamentos a elección de los investigadores: Caquetá, en los Municipios de Florencia, Milán, Puerto Rico, Solita, San José Del Fragua, Albania y Solano, y las veredas La Estrella, Laureles, El Tigre, Alto Sevilla; Nariño: Los Municipios de Aponte, San Juan de Pasto, Tablón de Gómez, Puerres, Francisco Pizarro, San Bernardo, San Pedro de Cartago, La Unión, Roberto Payan, Barbacoas, el Rosario y la Cruz, y las veredas Llano Largo, Fátima, Páramo, La isla, Pitalito Alto. Guaviare: Municipios el Retorno, Calamar, veredas Gaitana, y Alto Cachama; Putumayo: Municipios de Mocoa, Valle de Guamez, Puerto Guzmán, La Hormiga, Orito, Puerto Asís, Veredas La Argelia, Jurisdicción El Tigre, y Puerto Caicedo; Cauca: Municipios de San Sebastián, Balboa, Argelia, veredas La belleza, Villanueva, Campo Bello, Las Palmeras, La Primavera, Crucero, El Porvenir, Puerto Rico, Los Picos, La Playa, Botafogo, Las Perlas; Huila: Municipio Iquira, y vereda Zaragoza; Norte de Santander: Parque Nacional Natural del Catatumbo (Indígenas Pueblo Motilón Bari), Municipio El Tarra; Tolima: Municipio de Chaparral; Bolívar: Serranía de San Lucas, Municipios de San Pablo, Santa Rosa del Sur, Simití y las veredas de San Blas y Santa Lucía; Santander: Municipios de Landazuri, Peñón, Bolívar, Sucre, la Belleza y la Gloria; Boyacá: Municipio de Pauna, veredas Furatena, Puri, Ibacapi, la Peña, Santa rosa, Quebrada Seca; Antioquia: Municipio de Valdivia, Cáceres y Taraza; Córdoba: Parque Central El Paramillo. 

Generalmente la administración actúa como principal defensora del interés colectivo medio ambiente, pero en ocasiones puede aparecer también como potencial agresora del mismo, lo que constituye una singularidad del derecho ambiental que explica la importancia que en este ámbito tiene la participación pública en la defensa del medio ambiente, y que ha conducido al desarrollo de técnicas de auto- control de la administración, como es el caso de la evaluación de impacto ambiental cuando se aplica a actividades o proyectos de iniciativa pública, procedimiento mediante el cual se introduce la variable ambiental en la toma de decisión a través de la elaboración por la autoridad ambiental de un informe (Declaración de Impacto Ambiental) que tiene carácter vinculante para el órgano administrativo que ha de ejecutar el proyecto o la actividad.  

Que frente al incremento de quejas por parte de la ciudadanía en varias regiones del país, ante las diferentes entidades del Estado, como los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural a través del Instituto Colombiano Agropecuario Salud, Medio Ambiente, Dirección Nacional de Estupefacientes y Policía Nacional – Dirección Antinarcóticos, debido a los presuntos daños ocasionados a la población, medio ambiente y actividades agropecuarias, o la presunta aspersión aérea con glifosato, es necesario buscar mecanismos idóneos y técnico-científicos que conduzcan a garantizar la protección de los derechos y el cumplimiento de los deberes de los ciudadanos. 

La Sala considera probado que todos los agroquímicos sin excepción por su misma naturaleza y por su misma función de ser letales para ser efectivos generan impactos en el medio ambiente, agua, flora, fauna y en el componente social. Son venenos. La biodiversidad es un recurso insustituible, es decir, su pérdida es irreversible en cualquier escala de tiempo. Situación muy diferente a la que se presenta con la revegetación natural.  La Sala acoge el criterio expuesto por la Defensoría del Pueblo, la Contraloría General de la República y Rapalmira. 

Si bien las fumigaciones aéreas constituyen un grave riesgo para la salud humana, animal y para el ambiente en general, es necesario que se suspendan, en aplicación al principio de precaución pero ello no significa para el Estado, dejar de actuar sobre el problema, lo que se pide es que se cumpla la constitución, la ley, el Plan de Manejo Ambiental impuesto, y todos los actos administrativos expedidos por las diferentes autoridades competentes, en relación con la política ambiental del país, significando por ello en estos momentos, un cambio de estrategias, determinándose previamente las consecuencias del Glifosato, mas Poea, más Cosmo Flux en la salud - vida de los habitantes de Colombia, y del medio ambiente en general, pudiéndose reforzar hasta tanto haya certeza científica de los impactos de los químicos mencionados, las soluciones sociales concertadas, y sostenibles como las del PLANTE que conduzcan a la reducción manual y gradual, pero eficaz, de las siembras de cultivos ilícitos, incluyendo políticas que acaben con la rentabilidad de esos cultivos.  

Para efectos de esta providencia, este derecho se tomaran los dos aspectos del mismo: 1. Derecho a gozar de un ambiente sano que forma parte de los derechos de la tercera generación; 2. Como derecho a un modelo de desarrollo sostenible “sustentable”, que trae como consecuencia la imposición de un deber de protección de estos en cabeza del Estado y de los particulares, sirviendo de justificación para establecer limitaciones al ejercicio de determinados derechos y que en general subordina la actividad pública y privada al cumplimiento de este al propósito. 

En mérito de lo expuesto, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Segunda Subsección B, administrando justicia en nombre de la República de Colombia, y por autoridad de la ley FALLA:

Concédase a todos las personas residentes en Colombia la protección al Derecho a la Seguridad y Salubridad Pública, en lo relacionado con la toxicidad aguda causada por la aspersión aérea (efecto deriva) con glifosato y sus surfactantes y coadyuvantes, en los cultivos ilícitos, violados por las entidades demandadas. 

En lo que hace referencia a la toxicidad crónica causada por la aspersión aérea (efecto deriva) con glifosato en los cultivos ilícitos, désele aplicación al Principio de Precaución, establecido en el artículo 1° numeral 6° de la Ley 99 de 1993, de conformidad con la parte motiva de esta sentencia.: Concédase a todas las personas residentes en Colombia la protección al Derecho al goce de un Ambiente Sano, de conformidad con la Constitución y la Ley y demás intereses relacionados con la preservación y restauración del medio ambiente, violados por las entidades demandadas . 

En lo que hace referencia a la toxicidad crónica causada por la aspersión aérea (efecto deriva) con glifosato en los cultivos ilícitos, désele aplicación al Principio de Precaución, establecido en el artículo 1° numeral 6° de la Ley 99 de 1993, de conformidad con la parte motiva de esta sentencia. Ordenar a la Dirección Nacional de Estupefacientes la SUSPENSIÓN PROVISIONAL de las fumigaciones aéreas con el herbicida glifosato, más Poea, más Cosmo Flux, en todo el territorio nacional hasta tanto de cumplimiento al Plan de Manejo Ambiental y haya efectuado por parte del Ministerio de Seguridad Social los estudios médicos – científicos que determinen el efecto del glifosato, Poea, Cosmo Flux, en la salud de los colombianos.  

Ordenase al Ministerio de la Seguridad Social, al Instituto Nacional de Salud, en asocio con la Universidad Nacional de Colombia, previa coordinación del Consejo Nacional de Plaguicidas, efectuar los estudios tipo COHORTE, que incluya grupo expuesto a Glifosato, más Poea, más Cosmo Flux, y un grupo control (no expuesto) en el tiempo, incluyendo registros de morbilidad y mortalidad, a fin de determinar el impacto de los químicos mencionados en la salud - vida de los colombianos.  

Los estudios mencionados se llevarán a cabo en las zonas asperjadas, especialmente en la zona de influencia de la Sierra Nevada de Santa, y en los departamentos mencionados en la parte motiva de esta sentencia, a elección del Ministerio de Seguridad Social..  

Ordenase a la Dirección Nacional de Estupefacientes que identifique la existencia de los daños derivados de la actividad de fumigación con glifosato, más poea, más Cosmo flux, en erradicación de cultivos ilícitos, y adelante las medidas de corrección, mitigación o compensación de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución 017 del 2001 del Consejo Nacional de Estupefacientes y lo planteado en el Programa de Gestión Social y en el Plan de Contingencia del PMA propuesto, especialmente en los parques nacionales naturales, páramos, resguardos indígenas y otras áreas protegidas.

Designase a la Procuraduría General de la Nación – Procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Defensoría del Pueblo – Delegada para los derechos Colectivos y Ambientales, para que velen por el estricto cumplimiento de esta providencia.   

 

APELACIÓN Y PROCESO EN CONSEJO DE ESTADO 

 

Inmediatamente,  en un memorial de 200 páginas, el Ministro Fernando Londoño Hoyos -Ministro del Interior y de Justicia.  – Presidente del Consejo Nacional de Estupefacientes de la Administración Uribe radica la apelación de la sentencia del 13 de junio 2003 del Tribunal de Cundinamarca Expediente 2001-022-02  Sampedro y otro   Extractos de la apelación  

 

Consecuente con lo que fueron los 8 años de la Administración Uribe y sus ataques sistemáticos en contra de las organizaciones sociales, señala el memorial (entre otras perlitas) que: …"“A nadie escapa que estamos enfrentados a una tema de altísima sensibilidad política, en el que una izquierda pro marxista podría explicablemente estar defendiendo el brazo armado del marxismo y el negocio del que se nutre, que son las FARC. Igual podría acontecer, para decirlo de una vez, con declarantes interesados en mantener vivas las autodefensas ilegales, que con tan mal lenguaje se califican de Paramilitares. La sana crítica no podría faltar en asunto tan espinoso, pero desgraciadamente brilla por ausente.” [mayo 2003]

 

El Consejo de Estado acata los “lineamientos políticos” de la época y desestima la movilización, advertencias al Estado y sus instituciones  y las expectativas sociales y quejas de salud de los campesinos. Entre otras:  

1.    Carta de Alberto Rueda al Magistrado Alberto Beltran Sierra Revisión de Tutela fumigación de cultivos ilícitos y contrapropuesta al Ministro Londoño [28 de abril 2003]

 

2.   AIDA: Carta al Consejo de Estado con el propósito de aportar reflexiones que pueden resultar útiles al momento de resolver el recurso de apelación presentado por el Gobierno en contra de la sentencia de acción popular proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. [13 de junio 2003]  

3.  Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo_Aplicación del Principio de Precaución al Programa de Fumigación en Colombia _/Consideraciones al Consejo de Estado al momento de descidir Acción Popular -Expediente No. 02-022 Claudia Sampedro y otros_[18 de septiembre 2003]

4.  Profesores Massey et al: Declaración ante el Consejo de Estado, Bogotá, Colombia sobre la aplicación del Principio de Precaución al Programa de Fumigación en Colombia  (Las Lianas.org ) [18 de septiembre 2003]

5.   Conversatorio Defensoría del Pueblo:  Sentencia Corte Constitucional sobre Tutela de la OPIAC y Fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca sobre suspensión provisional de fumigaciones de cultivos de uso ilícito. [21 de agosto de 2003]

6.  Carta de organizaciones sociales y ciudadanos defensores de los Derechos Humanos al Consejo de Estado  en apoyo a la Sentencia del Tribunal de Cundinamarca ordenando la suspensión de las fumigaciones [21 de agosto 2003]

7.  Amicus Curiae Impactos en Ecuador de las fumigaciones a cultivos ilícitos en Colombia de organizaciones ecuatorianas en el proceso 2001-00022-02   Las organizaciones e instituciones ecuatorianas firmantes, debidamente representadas Elizabeth Bravo por Accion Ecologica, Accion Creativa, Aldhu, Asociacion Americana de Juristas, Cedes, Cedhu, Cas, Inredh, Instituto de Estudios Ecologistas Del Tercer Mundo, Plan Pais, Serpaj, ) acudimos ante el Consejo de Estado de Colombia para solicitar se considere los argumentos de derecho y el análisis técnico-fáctico a continuación, bajo la figura de Amicus Curiae (“amigos de la corte) en relación con el expediente N.02-022-Claudia Sampedro y otros, fallado por el Tribuna de Administrativo de Cundinamarca en Bogotá el día 13 de junio de dos mil tres, en contra del accionado Ministerio de Medio Ambiente y otros [agosto 2003]

8. FIDH Amicus Curiae: La Fédération Internationale des ligues des Droits de l'Homme (FIDH) a déposé à Bogota, le 7 novembre 2003, un Amicus Curiae devant le Conseil d'Etat, en faveur de la suspension sur l'ensemble du territoire colombien des fumigations par voie aérienne d'un produit toxique composé de gliphosate, de POEA et de Cosmo flux.[7 de noviembre 2003]

 

       Proceso en el Consejo de Estado:

Consultada la Procuraduría General de la Nación, ésta acepta que la fumigación a que se refiere la demanda puede lesionar los derechos invocados por la parte actora; precisa que el Ministerio de Ambiente debe exigir la presentación de un plan de manejo, recuperación o restauración ambiental; que la D.N.E. no cumple con las obligaciones que le incumben a fin de mitigar o evitar el impacto de la fumigación aérea a que se contrae el proceso; manifiesta que la fumigación con glifosato con el fin de erradicar los cultivos ilícitos constituye riesgo para la salud humana en razón de las toxicidades aguda y crónica que puede producir, y concluye que, con base en el principio de la precaución, las fumigaciones aéreas con glifosato deben suspenderse por constituir grave riesgo para la salud humana.  

 

En su apelación La D.N.E sostiene que la suspensión decretada por el Tribunal deja al país inerme ante la mafia, la guerrilla y los paramilitares; que con la aspersión del glifosato se ha logrado una disminución considerable de los cultivos ilícitos, pues los terrenos en que estos se realizan han bajado de 102.000 a 30.000 hectáreas [N.E.: Nótese que los estimativos de la ONDCP para 1999 eran de 122,500 cultivada y 43,000 has fumigadas; para el  2000 126,200 cultivada y 58,300 fumigadas y para el 2001 169,800 cultivadas y 94,600 has fumigadas]; que el cultivo de la coca ha destruido 1.700.000 hectáreas de bosque tropical húmedo [N.E.: El informe Dirección de Antinarcóticos de la Policía: “Coca: Deforestación, contaminación y pobreza”, señala que, al 2015 -14 años después de la afimrmación del Ministro Londoño Hoyos- Colombia perdió 600,000 ha de bosque en 15 años por la siembra de coca ; que los cultivos ilícitos producen un nocivo impacto ambiental; que las pruebas acreditan que sí se ha cumplido el Plan de Manejo Ambiental [N.E: Notese que el expediente en la primera instancia revela todo lo contrario]; que, además, las pruebas obrantes en el expediente no hacen sospechar la inminencia de la transgresión de los derechos ambientales invocados, ni tampoco se ha demostrado que las omisiones en que se ha incurrido sean causa de daño al medio ambiente y la salud.

 

La Sala La Sala se circunscribe el caso planteado a si la referida aspersión representa, o no, peligro real o contingente o agravia los derechos señalados en el escrito demandatorio, por una parte; y por la otra, si las autoridades frente a las cuales se instauró la acción, han obrado en armonía con los mandatos constitucionales y legales de modo que se hagan efectivos los fines que son propios de la organización estatal, como servir a la comunidad, garantizar sus derechos, defender su vida y bienes y, en general, que se asegure el cumplimiento de los deberes sociales del Estado.

 

De lo estudio aportados sobre el uso seguro del Glifosato, concluye la Sala:

 “Que no hay prueba fehaciente, pese a la labor científica que se ha cumplido, que haga concluir que los seres humanos corran peligro con la aspersión del glifosato…

Que grupos de campesinos en su labor agrícola utilizan muchos productos químicos diferentes del glifosato en sus distintas formas, algunos de los cuales son extremadamente tóxicos y que pueden ser causa determinante de afecciones.

Que a pesar de haberse encontrado un solo caso de malformaciones no existe elemento persuasivo que pueda relacionarlo directamente con la aspersión aérea a que se refiere la demanda.

Que algunas afecciones que sí produce el glifosato en el aparato digestivo o en la piel, se ha visto que son de corta duración y finalizan inclusive con tratamientos caseros o calmantes.

Que el uso del glifosato para combatir cultivos ilícitos es factible adelantarlo sin detrimento de los grupos humanos, siempre que se observen las correspondientes medidas de precaución. (negrilla en el texto)     

 

Concluye rápidamente la Sala que “De las pruebas reseñadas no se infiere, con certeza, que el glifosato empleado para la erradicación de los cultivos ilícitos produzca daños irreversibles en el medio ambiente; por lo contrario, hay elementos de juicio que permiten concluir que la regeneración de las zonas asperjadas se produce en lapso no muy largo y que, en cambio, numerosas hectáreas de bosques son destruidas por causa de la tala de éstos por los cultivadores ilícitos”. Sostiene la Sala que los planteamientos presentados por los actores son hipotéticos y no obedecen a estudios científicos ni técnicos que permitan determinar la existencia de casos concretos y situaciones reales que demuestren alteraciones sobre el medio ambiente, especialmente sobre las fuentes hídricas, cultivos lícitos, terrenos asperjados, o la salud humana. No obstante, no exige pruebas de lo contrario –los NO daños- a quienes efectúan las fumigaciones y dicen hacer monitoreo ambiental y epidemiológico.

 

“Claro está que la aspersión debe producirse de conformidad con las pautas que señalen las autoridades ambientales, sin que deba permitirse su más leve transgresión; razón por la cual es necesario que se lleve a cabo un control permanente con evaluaciones continuas de los efectos que puedan ir apreciándose. Sin embargo, esto no puede conducir a la suspensión de las fumigaciones pues tal medida podría llevar al debilitamiento del Estado al tiempo que se fortalecerían los distintos grupos que se financian con el producto del tráfico de drogas, que es, sin duda alguna, flagelo para la sociedad colombiana y para toda la humanidad. No se desconoce, porque así lo evidencian las probanzas, que de todos modos hay afecciones que se causan, pero que no alcanzan la gravedad que señala la parte actora, lo que conduce a un control permanente y rígido de las fumigaciones que se llevan a cabo.”             

 

Debe resaltarse que en el expediente no obra prueba alguna que acredite el incumplimiento de las medidas impuestas por Minambiente a la D.N.E por resolución No. 341 de 2001; resolución esta por la cual se adoptan decisiones relacionadas con el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante aspersión aérea con glifosato, ni, por consiguiente, hay razón alguna para reprochar al Ministerio de Ambiente por no haber sancionado a la D.N.E a causa del referido supuesto incumplimiento.

 

Concluye la Sala que no es posible aplicar el principio de precaución enunciado en la sustentación del recurso de apelación que aquí se desata, pues como se encuentra consagrado en aquél, la adopción de medidas eficaces para impedir la degradación al medio ambiente se debe llevar a cabo “cuando exista peligro de daño grave e irreversible”, situación que no se presenta en el sub judice.

Ordena La Sala hacer los estudios de impacto …sin más y como todos en vano. Otra de las tantas posiciones netamente políticas que rodean el tema de las fumigaciones y la falta de información científica y de terreno que las sustentan.  Consejero Ponente: Nicolás Pájaro Peñaranda [19 de octubre  2004] 

 

 

2004] Ruth Estella Correa Palacio: Salvamento de Voto ante la Sentencia del Consejo de Estado en el expediente IJ-25000-23-25-000-2001-00022-02 "Con todo respeto por la decisión mayoritaria de la Sala, me aparté de ella, porque considero que antes de adoptar una decisión de fondo, bien fuera absolutoria o accediendo a las pretensiones del accionante, se debió allanar el camino para despejar las múltiples dudas que sobre los efectos en el medio ambiente, producen o pueden llegar a producir, las fumigaciones aéreas con glifosato."  Esta sentencia del 19 de octubre de 2004 del Consejo de Estado que revoca el fallo del Tribunal de Cundinamarca que ordena la suspensión provisional de las fumigaciones en todo el territorio nacional mientras se efectuan los estudios de impacto ambientales y de salud reglametarios responde a la apelación por el Gobiern Uribe en cabeza de Ministro del Interior y de Justicia.  – Presidente del Consejo Nacional de Estupefacientes, Fernando Londoño Hoyos- [22 de noviembre 2004]

Maria Elena Giraldo Gomez Salvamento voto; Maria Nohemi Hernández Pinzon Salvamento voto; Alier E. Hernández Enriquez  Salvamento voto; Olga Ines Navarrete Barrero  Salvamento voto; Rafael E. Ostau De Lafont  Pianeta  Salvamento de voto; Maria Inés Ortiz Barbosa   Aclaración voto  

En agosto del 2005, Sampedro y Suarez interponen una Acción de Tutela contra la sala plena del Consejo de Estado por vía de hecho en fallo del 19 de octubre 2004, que permite las fumigaciones violando derechos colectivos y conexos.  [16 de agosto 2005]  

Volver a índice legislación ambiente estupefaciente

 

 

©2015 Mama Coca. Favor compartir esta información y ayudarnos a divulgarla citando a Mama Coca.