Tomado de Sitio Web Oficial de la Diputada Nacional Julia Argentina Perie : http://www.juliaperie.com.ar/?p=662

Proyecto de ley: Prohibición del glifosato

Art. 1- Que a través de la “Comisión Nacional de Investigación”, creada por el Decreto Nacional 21/2009, que funciona en la órbita y con sede en el Ministerio de Salud, se dictamine la prohibición total de la comercialización, uso, y aplicación del herbicida Roundup, que incorpora en su formula química al “Glifosato”, por su aguda toxicidad.

Art. 2- Que la Comisión Nacional de Investigación, en el dictamen solicitado por el presente proyecto de Ley, incluya una campaña de información a los productores agropecuarios y a la población en general, acerca de los riesgos que conlleva la utilización del “Glifosato”, como asimismo, informe los productos que sustituyan al mencionado.

Art. 3- Que los plazos establecidos en la presente Ley, entraran en vigencia a partir de la promulgación de la misma.

Art. 4- De forma.

FUNDAMENTOS
Señor Presidente:

La Comisión Nacional de Investigación, para la investigación, prevención, asistencia y tratamiento en casos de intoxicación o que afecten, de algún modo, la salud de la población y el ambiente, con productos agroquímicos en todo el territorio Nacional, fue creada mediante Decreto Nacional 21/2009,

En el marco de lo dispuesto en los tratados internacionales de Derechos Humanos, que tienen jerarquía equivalente a la Constitución Nacional, que fueron introducidos a nuestro ordenamiento jurídico por si artículo 75, inciso 22, la Corte Suprema de Justicia, ha confirmado a través de numerosos fallos en la materia, el derecho a la preservación de la salud, como parte integrante del derecho a la vida, que asiste a todos los habitantes de la Nación con carácter de derecho fundamental, en tal sentido se ha reafirmado la obligación impostergable que tiene el Estado Nacional de garantizar ese derecho con acciones positivas, artículo 75, inciso 23.

El científico Andrés Carrasco, investigador de la UBA y el Conicet, confirmó mediante ensayos de laboratorio el efecto devastador del glifosato en embriones, aun en dosis muy por debajo de las utilizadas en los campos de soja. Manifestó, “No descubrí nada nuevo. Sólo confirmé lo que otros científicos descubrieron y, sobre todo, lo que centenares de pueblos fumigados vienen denunciando”, remarcaba el investigador. Desde entonces, fue blanco de presiones de las empresas del ramo y sufrió amenazas e intimidaciones. El científico defendió su investigación y aseguró que “nada justifica el silencio cuando se trata de la salud pública”.

El Laboratorio de Embriología Molecular cuenta con veinte años de trabajo en investigaciones académicas. Funciona en el ámbito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Es un espacio referente en el estudio científico, conformado por licenciados en bioquímica, genética y biología. Durante los últimos quince meses estudió el efecto del glifosato en embriones anfibios, desde la fecundación hasta que el organismo adquiere las características morfológicas de la especie. Junto al glifosato también están en estudio sus coadyuvantes.

El Doctor Gilles-Eric Seralini es especialista en biología molecular, docente de la Universidad de Caen, Francia y director del Comité de Investigación e Información sobre Ingeniería Genética, en Criigen, se ha transformado en un dolor de cabeza para las empresas de agronegocios y de los defensores a ultranza de los OGM (Organismos Genéticamente Modificados –transgénicos–) . En 2005 descubrió que algunas células de la placenta humana son muy sensibles al herbicida Roundup, de la compañía Monsanto, incluso en dosis muy inferiores a las utilizadas en agricultura. A pesar de su frondoso currículum, fue duramente cuestionado por las empresas del sector, descalificado por los medios de comunicación y acusado de “militante verde”, entendido como fundamentalismo ecológico.

El investigador había decidido estudiar los efectos del herbicida sobre la placenta humana después de que un relevamiento epidemiológico de la Universidad de Carleton ,Canadá, realizado en la provincia de Ontario, que vinculaba la exposición al glifosato, ingrediente base del Roundup, con el riesgo de abortos espontáneos y partos prematuros. Mediante pruebas de laboratorio, en 2005, Seralini confirmó que en dosis muy bajas el Roundup provoca efectos tóxicos en células placentarias humanas y en células de embriones. El estudio, publicado en la revista Environmental Health Perspectives, precisó que el herbicida mata una gran proporción de esas células después de sólo dieciocho horas de exposición a concentraciones menores que las utilizadas en el uso agrícola.

El Doctor Robert Bellé director del proyecto que desarrolla el Centro Nacional de la Investigación Científica de la Universidad Pierre y Marie Curie, de Francia, manifestó en una entrevista donde habla sobre los efectos del glifosato. “El glifosato formulado es el que provoca las primeras etapas de la cancerización”, el científico francés dijo que dirigió una investigación sobre el Roundup, producto utilizado en las fumigaciones que realiza Colombia en la frontera con Ecuador, cuyo principal componente es el glifosato. Robert Bellé afirmó que la aspersión aérea de este químico es “una locura”.

Para la Dra. Javiera Rulli, bióloga y ecologista, manifestó, “La soja mata”. Es un producto que aparece en la cultura china, pero que jamás ingirió tanta soja junta, ya que ellos comen tofu y miso, que es soja fermentada., no transgénica. Agrega que si bien la soja contiene un alto contenido proteico y fitohormonas, que son parecidas a las hormonas femeninas, se aconseja no ser utilizado en menores de 5 años ni en embarazadas, y que además tienen un inhibidor de calcio, zinc y hierro, importantes para el crecimiento. Sostiene, además, que en los comedores populares se les da a los niños desnutridos soja, lo que equivale a dos pastillas anticonceptivas diarias. Para desactivar eso, habría que cocinar la soja durante tres horas., cosa que no se hace. El resultado: hay un alto registro de niñas con pechos y menstruación, y la osteoporosis empieza a afectar a los jóvenes

La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) de la ciudad de Córdoba, organización miembro de la RENACE, dio a conocer los plaguicidas que se encontraron en el depósito de un campo vecino a barrio Ituzaingó Anexo, donde se había fumigado ilegalmente con una avioneta. El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM, indicó que los plaguicidas utilizados e identificados “son dos herbicidas, glifosato y 2,4-D, y dos insecticidas, clorpirifós y cipermetrinas”. Montenegro criticó a la Dirección de Ambiente de la comuna, por no haber difundido estos resultados, pues de haberlo hecho los vecinos habrían tomado precauciones adicionales.

Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) realizan evaluaciones ecotoxicológicas relativas a la incidencia de agroquímicos en las especies de anfibios regionales. “En el caso del glifosato, hace ocho años hicimos uno de los primeros estudios en Argentina que mostraba las malformaciones que podía producir sobre anfibios anuros, y algunos problemas en el sistema branquial, al actuar sobre el esqueleto en formación de estos animales”, detalló el Dr. Rafael Lajmanovich, docente e investigador de la UNL y el CONICET.

El Doctor Darío Gianfelici, uno de los médicos que con mayor vehemencia ha denunciado en Entre Ríos los graves daños que provoca el glifosato en la salud, indicó que “los efectos del herbicida han sido probados no solo en Argentina sino en todo el mundo. En nuestro país, un estudio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicet) lo advirtió recientemente, pero en otros lugares del mundo, como en el Centro Nacional de la Investigación Científica de la Universidad Pierre y Marie Curie, de Francia, la Facultad y de Medicina de Montevideo y la Universidad Nacional de Colombia, se demostraron hace tiempo los efectos nocivos en la salud”.

El Doctor Alejandro Oliva, médico e investigador y encabezado por el Hospital Italiano de Rosario, vinculó malformaciones, cáncer y problemas reproductivos con exposiciones a contaminantes, entre ellos el glifosato y sus agregados. “Los hallazgos fueron contundentes en cuanto a los efectos de los pesticidas y solventes”. El estudio abarcó seis pueblos de la pampa húmeda y encontró “relaciones causales de casos de cáncer y malformaciones infantiles entre los habitantes expuestos a factores de contaminación ambiental, como los agroquímicos”.

El profesional Rodolfo Páramo de la provincia de Santa Fé, habló de agroquímicos y cáncer en Malabrigo. El médico destacó que en esa localidad del sur del departamento Gral. Obligado en menos de un año nacieron 12 chicos con malformaciones. Dijo que el glifosato no se degrada al contacto con la tierra, y que “no nos damos cuenta que nos están matando de manera lenta y profunda”.

El Dr. Hugo Gómez Demaio, jefe de Cirugía Infantil del Hospital Provincial de Pediatría de Posadas y director del proyecto “Uso de agrotóxicos y malformaciones congénitas humanas”, en la provincia de Misiones, quien también tiene más de dos décadas investigando el impacto de los agrotóxicos en el genoma humano. Fortaleció con estudios científicos de base realizados durante más de 20 años, sobre la necesidad de profundizar en Argentina las investigaciones sobre el impacto de los herbicidas y plaguicidas sobre la salud humana y ambiental, donde el principal producto analizado fue el glifosato, que comercializa la firma Monsanto a través de la marca “Roundup”.
Desde 1987, Demaio comenzó a realizar investigaciones por constantes nacimientos de niños con mielomeningoceles, una falla en el cierre del tubo neural, lo que aparece como la exposición de la médula. “Es una enfermedad que produce parálisis de miembros inferiores, incontinencia urinaria y anal, entre otras complicaciones que requieren rehabilitación y un promedio de entre ocho, 10 y hasta 20 operaciones” explicó el especialista.
Al tomar conocimiento de la gran cantidad de casos en la zona estudiada en Colonia Alicia, se comprobó que los recién nacidos eran hijos de familias afincadas en las zonas tabacaleras donde se utiliza gran cantidad de agrotóxicos, por lo cual se realizaron estudios que permitieron constatar que todos tenían en su cuerpo hidrocarburos policíclicos aromáticos, a los que eran susceptibles”

De esta manera, se comenzó a estudiar casos con mielomeningoceles, que Demaio consideró “la punta del iceberg, ya que empezamos a estudiar la genotoxicidad, que es la modificación del genoma humano. Fue cuando empezamos a ver que además de mielomeningoceles, se presentaba la genotoxicidad, que es la intoxicación crónica por el uso de estos agrotóxicos”, explicó .

EL edafólogo, especialista en el estudio de los suelos y su relación con los seres vivos, de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, Guido Lorenz, manifestó que no conoce “investigaciones concretas en la provincia” sobre los efectos del glifosato. Si existen reportajes donde se habla de la muerte de animales y también de humanos, que se relacionan con la aplicación del glifosato”.“Hay menciones en los que se relacionan problemas cardíacos con la aplicación de glifosato, que ingresa a través del agua recolectada en aljibes, o relacionadas con la exposición directa en áreas donde se fumiga con este agroquímico. Hay también reportes documentados por la periodista francesa Marie Monique Robin -que hizo un estudio sobre la soja transgénica en Argentina- y que indica complicaciones en la vista de los humanos por la exposición”.

La Legislatura chaqueña, solicité al Poder Ejecutivo Provincial, que prohíba el uso del glifosato, en función de los estudios realizados por el CONICET, y poniendo como ejemplo los casos de daños a los seres vivos y al medio ambiente en la zona arrocera de La Leonesa y en Gancedo, con grandes áreas de siembra de soja.

La revisión toxicológica del glifosato conducida por un equipo norteamericano de científicos independientes (North- west Coalition for Alter- natives to Pesticides) indicó efectos adversos en todas las categorías estándar de toxicología, y completando el informe y sus consecuencias en los seres humanos, manifiestan que los síntomas de envenenamiento por glifosato, incluyen irritaciones dérmicas y oculares, náuseas y mareos, edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño renal.

El 15 de Septiembre de 2003, el Gobierno de Dinamarca, prohibió el uso de herbicidas que contuvieran glifosato, sin duda se trata de una decisión sin precedentes, cuyo soporte científico está constituido por los estudios realizados por el Instituto de Investigaciones Geológicas de Dinamarca y Groenlandia.

Vale agregar a estos fundamentos, que la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (Aadeaa), inició un recurso de amparo ante la Corte Suprema, donde solicitan la suspensión de la comercialización y aplicación del glifosato por 180 días, plazo que consideró necesario para que se expida sobre el producto la Comisión Nacional de Investigaciones.

Señor Presidente, el glifosato está encuadrado en la máxima categoría entre las sustancias tóxicas para el ser humano, según la Organización Mundial de la Salud, siendo capaz de romper la cadena de ADN de una célula humana, la que podría continuar con vida y degenerar en enfermedades terminales. En nuestro país, se utilizan entre 180 y 200 millones de este herbicida desarrollado por la multinacional Monsanto y, desde su desembarco en el país, en 1997, se ha expandido hasta las 18 millones de hectáreas.

Merecemos eliminar el riesgo para la salud humana planteada por la utilización de este tipo de herbicidas a base de glifosato ya que la ayuda alimentaria de enormes raciones de soja elaborada en diversas maneras como hamburguesas, leche, queso de soja, ya son casi 17 millones de argentinos empobrecidos que reciben su dosis masiva de glifosato, implacable estrategia comercial, nos permite anticipar como será el futuro a costa de la salud de millones de personas que ni siquiera están informadas de la existencia del glifosato.

El día 11 de Agosto convoqué a desarrollar la 1° “Jornada de Observatorio del Glifosato”, a la cual asistieron prestigiosos científicos y estudiosos en la materia, en la que hubo unanimidad de criterios en las opiniones de perjuicios ocasionados por el uso de agrotóxicos, específicamente el glifosato, en cuanto a la salud y el medio ambiente. La convocatoria se desarrollo en la Sala de Comisiones n° 1 de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Por todas las consideraciones aquí expuestas y en mérito a la peligrosidad de la utilización del herbicida glifosato, solicito a mis pares me acompañen con su voto afirmativo al presente proyecto de Ley.

2009