INFORME DE PONENCIA SEGUNDO DEBATE PROYECTO DE LEY 111 DE 2010 SENADO.

por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictan otras disposiciones.

Bogotá, D

Bogotá, D. C., junio de 2011

Senador

ARMANDO BENEDETTI VILLANEDA

Presidente

Senado de la República

Ciudad

Asunto: Ponencia para segundo debate al Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictan otras disposiciones.

Señor Presidente:

En atención a la designación que nos fue encomendada en el trámite del Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictan otras disposiciones, presentamos ante la honorable Plenaria del Senado el texto que contiene el informe para segundo debate al proyecto en mención.

I. Origen y trámite

El presente proyecto de ley tiene origen en el Senado de la República y fue presentado por el honorable Senador Juan Manuel Galán Pachón.

II. Objeto de la iniciativa legislativa

El presente proyecto de ley tiene por finalidad:

1. Reconocer la adicción al consumo de drogas psicoactivas como enfermedad.

2. Establecer lineamientos básicos sobre condiciones mínimas de atención para las instituciones que atienden a la población adicta, y

3. Promover normas y programas para prevenir y atender la adicción a drogas psicoactivas.

III. Marco jurídico del proyecto

El proyecto de ley a que se refiere esta ponencia cumple con lo establecido en el artículo 140 numeral 1 de la Ley 5ª de 1992, ya que se trata de una iniciativa legislativa presentada individualmente por el honorable Senador Juan Manuel Galán Pachón quien tiene la competencia para tal efecto.

Cumple además con los artículos 154, 157, 158 de la Constitución Política referentes a su origen, formalidades de publicidad y unidad de materia. Así mismo con el artículo 150 de la misma, que manifiesta que dentro de las funciones del Congreso se encuentra la de hacer las leyes.

IV. Antecedente de la iniciativa

Durante la Legislatura 2008-2009 fue radicado por el honorable Senador Juan Manuel Galán Pachón el Proyecto de ley número 239 de 2008 Senado, por la cual se califica la adicción a sustancias psicoactivas ilícitas como enfermedad ruinosa, catastrófica o de alto costo, se decretan disposiciones sobre la atención a drogadictos por el Sistema de Seguridad Social y se crea el certificado de conformidad `Entidad Libre de Drogas¿.

El proyecto fue tramitado por el Senado de la República y cursó primer debate en la Cámara de Representantes, faltándole sólo un debate para su aprobación. Sin embargo, fue archivado por vencimiento de términos según lo dispuesto en el artículo 190 de la Ley 5ª.

El actual proyecto de ley presentado a consideración es el resultado del texto aprobado en las discusiones sostenidas en Senado y Cámara durante las Legislaturas 2008-2009 y 2009-2010 por lo cual recoge las observaciones planteadas durante los tres debates sostenidos.

V. Contenido del articulado aprobado en Primer Debate

El Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictan otras disposiciones, está integrado por 11 artículos de la siguiente forma:

Los artículos 1° y 2° reconocen la adición al consumo de drogas psicoactivas como enfermedad de alto costo y establecen el derecho a ser atendidas por el Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Los artículos 3° a 5° designan como entidades responsables del tratamiento de las personas que sufren de adicción a los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), instituciones prestadoras de servicios de salud de primero y segundo nivel, los servicios amigables para adolescentes y jóvenes de carácter público o privado, los centros de atención comunitaria, como componentes de una Política Pública Nacional de Prevención y Atención a la adicción de sustancias psicoactivas.

Los artículos 6° y 7° establecen la obligación del Ministerio de la Protección Social y la de las Administradoras de Riesgos Profesionales de diseñar e implementar programas de prevención al consumo de drogas psicoactivas. Además se crean obligaciones para las EPS y entidades territoriales para el desarrollo de acciones frente a la promoción y prevención del consumo de SPA.

El artículo 8° crea el certificado `Entidad Libre de Drogas¿ y encarga al Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificaciones (Icontec) de establecer la norma técnica que avalará el presente certificado.

El artículo 9° faculta al Sena para diseñar y ejecutar programas de formación profesional en el manejo de pacientes con problemas de drogadicción.

Se crea un nuevo artículo 10 en el cual el Ministerio de la Protección Social creará una institución especializada la cual se encargará de hacer un seguimiento a la Política de Reducción de SPA.

Por último, el artículo 11 señala las derogatorias y vigencias.

VI. Primer debate en Comisión Séptima Constitucional Permanente Senado:

El pasado 12 de abril del año en curso en sesión ordinaria de la Comisión Séptima Constitucional Permanente del Senado de la República, se rindió informe de ponencia para Primer Debate y el Texto Propuesto al Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral a drogadictos y se crea el certificado de conformidad ¿entidad libre de drogas¿[1][1].

En este debate la Senadora Gloria Inés Ramírez del Polo Democrático Alternativo, presentó cinco proposiciones modificatorias a los artículos 1°, 2°, 3°, 5°, 6° y un artículo nuevo, en donde se puso a consideración de los miembros de la Comisión Séptima, los cuales fueron aprobados en su totalidad. Adicionalmente, fue puesto a consideración el cambio de título del proyecto de ley, aprobado de igual manera.

Las proposiciones aprobadas, presentadas por la Senadora Gloria Inés Ramírez, fueron las siguientes:

En el artículo 1°, tuvo adiciones y modificaciones, quedando de la siguiente manera:

¿Artículo 1°. Reconózcase que la adicción al consumo de drogas psicoactivas, lícitas o ilícitas es un asunto de salud pública, bienestar y seguridad de la familia, la comunidad y los individuos y, por lo tanto, debe ser tratada como una enfermedad de alto costo que requiere atención integral por parte del Estado, conforme a la normatividad vigente y la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas y su Impacto adoptada por el Ministerio de la Protección Social¿.

El artículo 2° se modificó, quedando de la siguiente manera: ¿Artículo 2°. Toda persona que sufra trastornos de adicción o cualquier otra consecuencia derivada del consumo de sustancias psicoactivas lícitas o ilícitas, tendrá derecho a ser atendida en forma integral por las Entidades que conforman el Sistema General de Seguridad Social en Salud e instituciones públicas o privadas especializadas para el tratamiento de dicha enfermedad¿.

En el artículo 3° tuvo adiciones y modificaciones en su parágrafo, quedando de la siguiente manera: ¿Artículo 3°. La atención de las personas que sufran de adicción a las sustancias psicoactivas, a las cuales se refiere el artículo 1° de la presente ley, se realizará a través de los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), o Servicios de Farmacodependencia debidamente habilitados, instituciones prestadoras de servicios de salud de primero y segundo nivel, los servicios amigables para adolescentes y jóvenes de carácter público o privado, los centros de atención comunitaria, como componente de una Política Pública Nacional de Prevención y Atención a la adicción de sustancias psicoactivas.

Parágrafo 1°. Las instituciones que ofrezcan programas de atención a personas con adicción a las sustancias indicadas en el artículo 1° de la presente ley, cualquiera que sea su naturaleza jurídica u objeto social, deberán cumplir con las condiciones de habilitación establecidas en relación con los respectivos servicios ofrecidos¿.

En el artículo 5° tuvo adiciones, quedando de la siguiente manera: ¿Artículo 5°. Los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), y Servicios de Farmacodependencia y demás instituciones que presten servicios de atención integral a las personas que sufren de adicción que incumplan las condiciones de habilitación y auditoría, se harán acreedores a la aplicación de las medidas y sanciones establecidas por el Ministerio de la Protección Social para tal efecto¿.

El artículo 6° tuvo adiciones, quedando de la siguiente manera: ¿Artículo 6°. El Ministerio de la Protección Social reglamentará los programas, acciones y procedimientos para prevenir el consumo de las sustancias mencionadas en el artículo 1° de la presente ley, que asegure un ambiente y un estilo de vida saludable, impulsando y fomentando el desarrollo de programas de prevención, tratamiento y control del consumo de sustancias psicoactivas, lícitas o ilícitas al interior del lugar de trabajo.

Así mismo, las EPS y las entidades territoriales deben cumplir con la obligación de desarrollar acciones de promoción y prevención frente al consumo de sustancias psicoactivas en el marco del Plan de Salud Territorial, de conformidad con sus competencias, conforme a lo contemplado en la Resolución 0425 de 2008 y sus anexos, requiriendo para su construcción la participación activa de todos los sectores productivos, educativos y comunitarios en las respectivas entidades territoriales¿.

El artículo nuevo fue aprobado de la siguiente manera: ¿Artículo 10. El Ministerio de la Protección Social creará una institución especializada para realizar seguimiento a la Política de Reducción de Sustancias Psicoactivas que regule y supervise la calidad de las instituciones de carácter público o privado a nivel nacional y territorial que ofrezcan tratamientos psicoterapéuticos, a fin de garantizar la integralidad, los criterios de calidad y el respeto de la dignidad y los Derechos Humanos de los pacientes. Dicha institución deberá estar integrada por personas especializadas en el tema¿. Esta última frase se le adicionó, de acuerdo a lo propuesto por el Senador Fernando Tamayo.

Este artículo nuevo quedó como el número 10 y la vigencia como número 11.

Los artículos números 4° 7°, 8°, 9° y 10, no tuvieron modificaciones y quedaron tal como fueron presentados en el texto propuesto.

VII. Consideraciones

Las siguientes consideraciones fueron expuestas en la ponencia para primer debate y que consideramos mantienen su vigencia:

a) Estado Actual del Consumo de Drogas en Colombia

Según el Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, en declaraciones entregadas al diario El Espectador ¿se ha venido incrementando la cifra de consumidores a tal punto que 320 mil ciudadanos presentan síntomas de adicción permanente. Según él, este ya se convirtió en un problema de salud pública¿1.

Así mismo, el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008[2][2] estima que en el país 541.020 personas habían consumido en el último año algún tipo de sustancia ilícita[3][3]. Este mismo reporte considera que ¿En el país habría aproximadamente 300 mil personas que pueden ser consideradas en las categorías de abuso o dependencia de alguna droga ilícita como marihuana, cocaína o basuco¿. En efecto, como se aprecia en el cuadro 1, el principal grupo poblacional afectado son los jóvenes de 18 a 24 años con 103.720 personas, seguido por los adultos de 25 a 34 años (102.720 personas) y por los niños de 12 a 17 años.

C uadro 1

Porcentaje y número de personas con abuso  o dependencia a cualquier sustancia ilícita  según edad

Porcentaje y número de personas con abuso o dependencia a cualquier sustancia ilícita según edad

Edad

%

Número de personas

12 a 17

1,71

  54.285

18 a 24

2,95

103.720

25 a 34

2,37

102.173

35 a 44

0,63

  25.018

45 a 65

0,27

  12.744

Total

1,51

297.940

 

Fuente: Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008.

Según este estudio, la principal droga consumida en Colombia es la marihuana con 254.418 personas que abusan o son adictas a dicha droga. Así mismo, según el estudio en mención, la cocaína es la segunda sustancia con mayor número de personas en situación de abuso o dependencia con el 0,72% de la población.

Cuadro 2

Número de casos de abuso y dependencia  por tipo de droga

Número de casos de abuso y dependencia

Edad / Tipo de Droga

Marihuana

Cocaína

Basuco

12 a 17

50.996

24.733

3.137

18 a 24

94.291

42.037

3.367

25 a 34

82.018

58.582

8.454

35 a 44

19.646

13.768

5.723

45 a 65

7.467

2.492

5.790

Total

254.418

141.612

26.471

 

Fuente: Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008.

Así mismo, el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008 considera que el consumo de inhalables se concentra en los dos grupos de menor de edad, con una marcada diferencia a los grupos restantes. En efecto, se estima que el 0,53% de los niños y jóvenes de 12 a 24 años han consumido al menos una vez inhalantes[4][4] en el último año mientras que en el resto de la población el consumo reciente de esa sustancia es sólo del 0,07%.

Cuadro 3

Consumo reciente de inhalables

Consumo reciente de inhalables (prevalencia último año)

Edad

%

%

12 a 17

0,46

0,53

18 a 24

0,59

25 a 34

0,17

0,07

35 a 44

0,02

45 a 65

0,01

Promedio

0,22

 

 

Fuente: Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008.

Esta misma tendencia se repite con las drogas sintéticas como el éxtasis de la que más del 80% de los consumidores son niños y jóvenes entre 12 a 24 años.

45 a 65

Consumo reciente de éxtasis (prevalencia último año)

Edad

%

%

Número de Consumidores

Número  de Consumidores

12 a 17

0,43

0,66

13.749 (/span)

44.804

18 a 24

0,88

31.055

25 a 34

0,18

0,08

7.952

10.455

35 a 44

0,06

2.503

0

0

Promedio

0,28

 

55.259

55.259

 

Fuente: Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia 2008.

b) Fundamento jurídico de la drogadicción como enfermedad

De acuerdo con los artículos 48 y 49 de la Constitución Política, la salud es un derecho constitucional, así como un servicio público esencial, cuya prestación se encuentra a cargo del Estado, y que debe orientarse por los principios de solidaridad, universalidad y eficiencia.

De igual forma la Corte Constitucional por medio de la Sentencia T-814 de 2008 ha reiterado que la drogadicción es una enfermedad:

¿En distintas ocasiones, esta Corporación ha expuesto que la drogadicción crónica es una enfermedad psiquiátrica que requiere tratamiento médico en tanto afecta la autodeterminación y autonomía de quien la padece, dejándola en un estado de debilidad e indefensión que hace necesaria la intervención del Estado en aras de mantener incólumes los derechos fundamentales del afectado¿.

En el mismo sentido en esta sentencia la Corte Constitucional reafirmó el deber del Estado por atender esta enfermedad:

¿En consecuencia, es dable afirmar que quien sufre de farmacodependencia es un sujeto de especial protección estatal, pues a la luz de la Carta Política y de la jurisprudencia constitucional, se trata de una persona que padece una enfermedad que afecta su autonomía y autodeterminación, pone en riesgo su integridad personal y perturba su convivencia familiar, laboral y social. Así las cosas la atención en salud que se requiera para tratar efectivamente un problema de drogadicción crónica, debe ser atendida por el Sistema Integral de Seguridad Social en Salud, bien a través de empresas promotoras de salud de los regímenes contributivo y subsidiado o mediante instituciones públicas o privadas que tengan convenio con el Estado¿.

c) Tratamiento de la adicción del Consumo de Sustancias

Según el Directorio Nacional de Centros de Drogadicción publicado por el Ministerio de la Protección Social en enero de 2005 ¿En la actualidad la atención a la drogadicción se realiza por intermedio de 282 instituciones y 357 programas que ofrecen servicios de desintoxicación, deshabituación, tratamiento, rehabilitación y reincorporación social y laboral a personas consumidoras de sustancias psicoactivas¿.

Este mismo informe revela que sólo existen Centros de Atención en 23 de los 32 departamentos del país.

El Gobierno Nacional por medio, a través d e la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas y su Impacto, estableció tres ejes operativos para mejorar la gestión de los riesgos y reducir las condiciones de vulnerabilidad los cuales son:

Eje Prevención: Busca evitar/prevenir el inicio y uso indebido de sustancias psicoactivas en cualquier momento del ciclo vital.

Eje Mitigación: Busca reducir los efectos negativos de los riesgos priorizando la intervención en los grupos en los que el impacto y riesgo puede ser mayor.

Eje Mitigación: Busca ofrecer los medios que permitan afrontar la situación de consumo y transitar hacia la búsqueda de una salida.

VII. Texto propuesto para segundo debate

Se propone para el segundo debate el articulado aprobado en primer debate.

AL PROYECTO DE LEY 111  DE 2010 SENADO

por la cual se dictan normas para garantizar  la atención integral de adictos a drogas lícitas  o ilícitas y se dictan otras disposiciones.

Artículo 1°. Reconózcase que la adicción al consumo de drogas psicoactivas, lícitas o ilícitas es un asunto de salud pública, bienestar y seguridad de la familia, la comunidad y los individuos y, por lo tanto, debe ser tratada como una enfermedad de alto costo que requiere atención integral por parte del Estado, conforme a la normatividad vigente y la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactiva s y su Impacto adoptada por el Ministerio de la Protección Social.

Artículo 2°. Toda persona que sufra trastornos de adicción o cualquier otra consecuencia derivada del consumo de sustancias psicoactivas lícitas o ilícitas, tendrá derecho a ser atendida en forma integral por las Entidades que conforman el Sistema General de Seguridad Social en Salud e instituciones públicas o privadas especializadas para el tratamiento de dicha enfermedad.

Artículo 3°. La atención de las personas que sufran de adicción a las sustancias psicoactivas, a las cuales se refiere el artículo 1° de la presente ley, se realizará a través de los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), o Servicios de Farmacodependencia debidamente habilitados, instituciones prestadoras de servicios de salud de primero y segundo nivel, los servicios amigables para adolescentes y jóvenes de carácter público o privado, los centros de atención comunitaria, como componente de una Política Pública Nacional de Prevención y Atención a la adicción de sustancias psicoactivas.

Parágrafo 1°. Las instituciones que ofrezcan programas de atención a personas con adicción a las sustancias indicadas en el artículo 1° de la presente ley, cualquiera que sea su naturaleza jurídica u objeto social, deberán cumplir con las condiciones de habilitación establecidas en relación con los respectivos servicios ofrecidos.

Artículo 4°. Para realizar el proceso de atención será necesario que el Centro de Atención en Drogadicción (CAD), o el servicio de farmacodependencia haya informado al usuario sobre el tipo de tratamiento ofrecido por la institución, incluyendo los riesgos y beneficios de este tipo de atención, las alternativas de otros tratamientos, la eficacia del tratamiento ofrecido, las restricciones establecidas durante el proceso de atención y toda aquella información relevante para el usuario. El usuario podrá revocar en cualquier momento su consentimiento.

Parágrafo. El Ministerio de la Protección Social reglamentará la materia.

Artículo 5°. Los Centros de Atención en Drogadicción (CAD), y Servicios de Farmacodependencia y de más instituciones que presten servicios de atención integral a las personas que sufren de adicción que incumplan las condiciones de habilitación y auditoría, se harán acreedores a la aplicación de las medidas y sanciones establecidas por el Ministerio de la Protección Social para tal efecto.

Artículo 6°. El Ministerio de la Protección Social reglamentará los programas, acciones y procedimientos para prevenir el consumo de las sustancias mencionadas en el artículo 1° de la presente ley, que asegure un ambiente y un estilo de vida saludable, impulsando y fomentando el desarrollo de programas de prevención, tratamiento y control del consumo de sustancias psicoactivas, lícitas o ilícitas al interior del lugar de trabajo.

Así mismo, las EPS y las entidades territoriales deben cumplir con la obligación de desarrollar acciones de promoción y prevención frente al consumo de sustancias psicoactivas en el marco del Plan de Salud Territorial, de conformidad con sus competencias, conforme a lo contemplado en la Resolución 0425 de 2008 y sus anexos, requiriendo para su construcción la participación activa de todos los sectores productivos, educativos y comunitarios en las respectivas entidades territoriales.

Artículo 7°. Las Administradoras de Riesgos Profesionales, a través de los programas de salud ocupacional, implementarán el proyecto institucional preventivo del consumo, abuso y dependencia de sustancias mencionadas en el artículo 1° de la presente ley, en el ámbito laboral.

Así mismo, apoyará la ejecución de programas, proyectos y actividades de prevención del consumo indebido de dichas sustancias, mediante la entrega de información, formación y capacitación de sus recursos humanos en todos los niveles.

Artículo 8°. Créase el certificado de conformidad ¿Entidad Libre de Drogas¿, el cual será otorgado por organismos de certificación acreditados en Colombia.

Tal certificación se fundamenta en el cumplimiento de la norma técnica sobre la materia elaborada por la Unidad Sectorial de Normalización en Salud y aprobada por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec) teniendo en cuenta los lineamientos sobre tratamiento de cuestiones relacionadas con el alcohol y las drogas de la Organización Internacional del Trabajo y la Política Nacional para la Reducción del Consumo de Sustancias Psicoactivas y su Impacto adoptada por el Ministerio de la Protección Social.

La certificación tendrá carácter temporal. La norma técnica precisará su término de duración.

Parágrafo 1°. Acogerse al procedimiento de certificación es voluntario, salvo para aquellas entidades públicas o privadas que determine el Ministerio de la Protección Social.

Parágrafo 2°. La primera versión de la norma técnica colombiana para el certificado de conformidad ¿Entidad Libre de Drogas¿ deberá ser adoptada por el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec), a más tardar el 26 de junio del año inmediatamente siguiente a la vigencia de la presente ley, fecha del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

Parágrafo 3°. Para la expedición del certificado de conformidad ¿Entidad Libre de Drogas¿ se prohíbe el que las entidades públicas o privadas que aspiren a obtenerlo obliguen a realizar exámenes de detección de consumo de drogas a los empleados, trabajadores, contratistas o aspirantes a empleos o contratos, con excepción de aquellas actividades o cargos que determine el Ministerio de la Protección Social en consideración a la mayor probabilidad de causar daños graves a la vida o integridad personal de terceros en ejercicio de tales actividades bajo el efecto de las sustancias mencionadas en el artículo 1° de la presente ley.

Artículo 9°. El Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) diseñará, promoverá y ejecutará programas de formación profesional integral en el manejo de pacientes con problemas de drogadicción y métodos o terapias de rehabilitación.

Artículo 10. El Ministerio de la Protección Social creará una institución especializada para realizar seguimiento a la Política de Reducción de Sustancias Psicoactivas que regule y supervise la calidad de las instituciones de carácter público o priva do a nivel nacional y territorial que ofrezcan tratamientos psicoterapéuticos, a fin de garantizar la integralidad, los criterios de calidad y el respeto de la dignidad y los Derechos Humanos de los pacientes. Dicha institución deberá estar integrada por personas especializadas en el tema.

Artículo 11. La presente ley rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las normas que le sean contrarias.

IX. Proposición

De acuerdo a lo expuesto los suscritos ponentes, solicitamos dese segundo debate al Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictan otras disposiciones, con el texto propuesto a continuación:

De los honorables Senadores,

Gilma Jiménez Gómez, Teresita García Romero, Dilian Francisca Toro Torres, Senadoras de la  República.

 

COMISIÓN SÉPTIMA CONSTITUCIONAL PERMANENTE DEL HONORABLE SENADO DE LA REPÚBLICA.

Bogotá, D. C., a los ocho (8) días del mes de junio año dos mil once (2011).

En la presente fecha se autoriza la publicación en la Gaceta del Congreso de la República, el informe de Ponencia para Segundo Debate y Texto Propuesto para Segundo Debate, en doce (12) folios, al Proyecto de ley 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictas otras disposiciones. Autoría del proyecto de ley del honorable Senador Juan Manuel Galán Pachón.

El Secretario,

Jesús María España Vergara.

 

Texto propuesto para segundo debate  en la Plenaria del Senado  al Proyecto de ley número 111 de 2010 Senado

por la cual se dictan normas para garantizar  la atención integral de adictos a drogas lícitas  e ilícitas y se dictan otras disposiciones.

Artículo 1°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 2°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 3°. Igua l al aprobado en primer debate.

Artículo 4°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 5°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 6°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 7°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 8°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 9°. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 10. Igual al aprobado en primer debate.

Artículo 11. Igual al aprobado en primer debate.

Gilma Jiménez Gómez, Teresita García Romero, Dilian Francisca Toro Torres, Senadoras de la República.

 

COMISIÓN SÉPTIMA CONSTITUCIONAL PERMANENTE DEL HONORABLE SENADO DE LA REPÚBLICA

Bogotá, D. C., a los ocho (8) días del mes de junio año dos mil once (2011).

En la presente fecha se autoriza la publicación en la Gaceta del Congreso de la República, el informe de Ponencia para Segundo Debate y Texto Propuesto para Segundo Debate, en doce (12) folios, al Proyecto de ley 111 de 2010 Senado, por la cual se dictan normas para garantizar la atención integral de adictos a drogas lícitas e ilícitas y se dictas otras disposiciones. Autoría del proyecto de ley del honorable Senador Juan Manuel Galán Pachón.

El Secretario,

Jesús María España Vergara

 



 



[1][1]         Comisión VII Senado Constitucional Permanente. Acta número 24, abril 12 de 2011.

 

[2]< /span>[2]         Ministerio de la Protección Social, Dirección Nacional de Estupefacientes, UNODC, CICAD, Embajada de Estados Unidos, Estudio Nacional de Consumo de SPA en Colombia, 2008 acceso en http://www.descentralizadrogas.gov.co/09/Estudio%20Nal%20Completo.pdf.

 

[3][3]         Incluyen sustancias como: marihuana, cocaína, basuco, éxtasis, heroína, LSD, hongos e inhalables.

 

[4][4]         Sustancias inhalables: pegantes (bóxer, sacol), disolventes y combustibles (thinner, gasolina), nitritos de alquilo (popper, rush), elementos de escritorio (corrector líquido, resaltantes, marcadores), pintura.